Definitivamente no es un camino fácil formar una empresa o un negocio, pero todos hemos tenido que comenzar en algún sitio, con mucho trabajo, por nuestra cuenta o con un equipo bastante pequeño, tratando de convencer a otros de que inviertan en nuestra idea. Hoy en día, las cosas han cambiado un poco. Por supuesto, los esfuerzos duros, un equipo y la inversión son y serán siempre cruciales, pero de lo que estoy hablando es de los Venture Building Studios que también son conocidos como Start-up Studios, la cuna de empresas como Twitter y Medium.

Todo comenzó en 1996, siendo IdeaLab la primera en ser pionera en este modelo de negocio con el principal objetivo de crear nuevas empresas junto a personas geniales con vocación emprendedora y ayudarlas a alcanzar y conseguir la inversión que buscaban. Hoy en día tenemos muchas empresas o estudios Venture Builder y cada día se especializan más.

Una de mis favoritas es High Alpha, que comenzó en 2015 centrándose en crear un nuevo modelo de emprendimiento a través de su B2B Studio, invirtiendo en software empresarial disruptivo en la nube y en diversas asociaciones de innovación que han creado para lanzar más de 21 nuevas empresas en menos de seis años.

Una de las cosas en las que hacen hincapié es que cualquier startup tiene que construir su marca al mismo tiempo que se construye a sí misma. Y, como sabemos, las startups no tienen tiempo, no tienen mucha consistencia, investigan poco y todavía están averiguando qué tan rápido pueden avanzar. La construcción de marca es algo en lo que estos Venture Builders se centran de inmediato, ya que saben la importancia que tiene para una startup el ser conocida y reconocible incluso después de su lanzamiento, de modo que atraiga a la gente con una narrativa y marca clara, coherente, tranquilizadora y convincente.

Aunque la identidad visual puede cambiar ligeramente a lo largo del tiempo, una cosa es segura: los emprendedores necesitan anticiparse y tener un objetivo claro sobre lo que quieren, cómo están dispuestos a conseguirlo y cuál será el impacto en la sociedad. Estos son los temas en los que el Venture Builder Studio también los ayuda, teniendo un enfoque y una perspectiva sobre cuál es la mejor manera de lanzar y ejecutar la gran idea que tienen los emprendedores.  Después de esto, se trata de ser coherente con lo que has declarado, en tu misión y valores, y más tarde, evaluar y evolucionar la marca hacia adelante teniendo en cuenta los comentarios y sugerencias de tus clientes.

Creo que los dos temas principales que tiene un Venture Builder son dos cosas principales, el asesoramiento y las oportunidades de inversión para los emprendedores que quieren innovar y crear empresas increíbles, pero no saben por dónde empezar o tienen la necesidad de mejorar su equipo y recibir consejos de alguien que ha lanzado muchas empresas y ya conoce el camino del éxito o incluso crear una alianza con otros emprendedores de la innovación que están trabajando con el Venture Builder. Las posibilidades son infinitas.

Sobre la base de estos activos principales, toneladas de historias de éxito, y el conocimiento que tengo sobre Start-up Studios definitivamente puedo decir que no son sólo un gran modelo de negocio, sino un centro de innovación, la remodelación del mundo mediante el apoyo a los grandes empresarios y lo que les permite al menos una oportunidad de crear una marca y una empresa de éxito.

Fuentes:

https://leanstartupstudio.medium.com/venture-building-101-the-rise-of-a-new-business-model-for-entrepreneurship-and-innovation-9efcff5b2e51
https://www.idealab.com/